Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Systemic thinking.



Ejemplo de lo que es el pensamiento sistémico.
Tenemos inicialmente una situación A provocándome B, la tarea es identificar cuál es la causa primera B:
A primera vista no se podría decir exactamente que me causa B, solo se podría responder que A causa B (lo cual no da mucha información).

Empleando el Analytical thinking logramos desglosar la situación A en sus componentes como se ilustra:
Comenzamos pues identificando 


Ya tenemos las partes identificadas pero no tenemos ninguna idea de cómo operan en conjunto (quien depende de quién). Ante esta limitante viene pues el synthetical thinking para ayudarnos a identificar como se relacionan los elementos de la situación A:


Así pues por medio del systemic thinking hemos podido reconocer el patrón que siguen los componentes de mi situación y darnos cuenta de que la causa primera de B es el elemento 1.

Reflexión. La peculiaridad del ingeniero industrial respecto  a las demás carreras se encuentra en que el ingeniero industrial debe responder a todas las áreas que integran una compañía, por lo que debe aplicar múltiples conocimientos (o por lo menos saber a qué profesional recurrir en caso de alguna necesidad específica); es por esto que ante las múltiples situaciones que debe afrontar el ingeniero en las cuales no hay un método exacto para todas las situaciones, el pensamiento sistémico le sirve de una herramienta de gran potencial debido a que le da una idea al ingeniero de cómo debe abordar un problema. Ante la variedad de problemas que debe afrontar un ingeniero en los cuales intervienen variables humanas, económicas, sociales y  científicas el pensamiento sistémico le enseña al ingeniero a primero identificar todas las variables que intervienen en su situación, luego a adquirir conciencia y de que ninguna variable es despreciable porque se encuentra interrelacionada con las demás, por lo que el siguiente paso se constituye en identificar cómo se relacionan mis variables y qué patrones presentan. Así se logra pues formar un paradigma mental que refleja de manera exacta la situación en estudio y en últimas le da al ingeniero una mirada más allá de lo evidente o inmediato (muchas veces la solución a una crisis no es comenzar a tirar la tripulación por la borda) para así tomar una decisión acertada que modifique su sistema como se desea o por lo menos lo más aproximado a lo deseado.